la lista


La lista
2019
Performance para la inauguración del proyecto La fiesta no es para todos.
Performers: Ernesto Martínez y Rob Lennard.
Colaboradores: Estefanía Salas y Miguel Sislian.
Misterpink Contemporary Art Projects, Valencia.
Fotografías: Susana PG y Asun Bonilla.

 

clouds in the head

Un lapsus linguae cambia la frase hecha head in the clouds por clouds in the head. Al alterar el sentido original, se elimina lo que su significado contiene de expansión para tornarse en una contención interior. Este título hace referencia a un bloque de globos –de colores metalizados o transparentes con confeti– que cuelga del techo de la entrada a Misterpink Contemporary Art Projects. El conjunto llena el ancho del corredor a lo largo de tres metros, de forma irregular y a una altura tan baja que para sortearlos hay que agacharse. Un obstáculo que entraña un papel activo por parte del espectador para acceder dentro de la sala.

Debajo de los globos, el suelo está cubierto de confeti reflectante, adoptando los colores que se hallan sobre él en función del punto de vista del visitante.


Clouds in the head
2019
Instalación en La fiesta no es para todos, Misterpink Contemporary Art Projects, Valencia.
250 globos de colores metalizados y globos transparentes con confeti.
Medidas variables.

Hoja de sala

Con ironía, se propone como hoja de sala confeti de letras y cifras. El visitante puede cogerlo, leerlo y llevárselo a casa.


Hoja de sala
2019
Caja de metacrilato y 180 g. de confeti de letras y cifras de cloruro de polivinilo de colores metalizados.
25 x 23,5 x 3,5 cm.
Fotografías: Joaquín Artime y Susana PG.

have a good day!

Cuando el visitante sale encorvado de la instalación Clouds in the head, se encuentra en el suelo un cubo con gel de purpurina. Este puede introducir la mano y aplicarse el ungüento en la piel. Al ser un gel hipoalergénico, la piel absorbe el gel y fija la purpurina. Si el visitante se excede, lo cual es habitual, no encontrará nada para limpiarse. Esta pieza, ubicada al inicio de la sala, pretende captar la atención del espectador con su brillo para, si cae en la trampa, construir una experiencia incómoda el resto de la visita.

 ç


Have a good day!
2019
Gel hipoalergénico con purpurina verde.
24 x 28 ø cm.

Giorgio Agamben

Troquelo en un banderín azul una frase de Giorgio Agamben: “El capitalismo como religión no mira la transformación del mundo, sino su destrucción”.


Giorgio Agamben
2019
Banderín. Lona azul troquelada, cordón blanco y grapas.
74 letras. 13 palabras.
24 x 17 cm c/u.
22,87 m de longitud.
Montaje variable.

cara o cruz

Un cristal circular es intervenido con escritura por sus dos caras, generando enfrentamiento y opacidad entre ambos lados. Por un lado se escribe con rotulador blanco “cara” y por el otro, con rotulado rosa, “cruz”.


Cara o cruz
2019
Rotulador blanco y rosa sobre cristal.
Ø 47 x 0,5 cm.

plantillas

Rescato unas plantillas de madera y metacrilato de una pieza anterior, las monto, buscando correspondencias formales para sujetarlas por sólo cuatro puntos. Las superpongo codificando un texto fragmentado que aparece al derecho y al revés. Juego con la transparencia y la opacidad, con la textura y el color, con lo que se lee o no se puede leer.

Plantillas
2019
Madera cortada a láser. Spray naranja y rotulador amarillo sobre metacrilato cortado a láser. Clavos.
22,4 x 25,5 x 5 cm.

Maurice Blanchot

Troquelo en un banderín verde una frase de Maurice Blanchot: “Aquél que critica o rechaza el juego, ya está en el juego.”.


Maurice Blanchot
2019
Banderín. Tejido sin tejer verde troquelado, cordón e hilo dorado.
46 letras. 12 palabras.
24 x 17 cm c/u.
15,31 m de longitud.
Montaje variable.

Étienne de Beaumont

Troquelo en un banderín rosa una frase de Étienne de Beaumont: “las fiestas se dan sobre todo para aquellos a los que no se invita”.


Étienne de Beaumont
2019
Banderín. Plástico rosa troquelado, cadena e imperdibles.
53 letras. 14 palabras.
24 x 17 cm c/u.
14,50 m de longitud.
Montaje variable.

está nublado

En esta ocasión, intervengo con rotulador verde el cristal del tríptico déjame ver el cielo (2017). No escribo, como en otras piezas de la misma serie, sino que dibujo el espacio negativo de las letras de la frase “está nublado”, obteniendo una secuencia de segmentos de color que funciona como un enladrillado que obstaculiza e interrupe la visión, contradiciendo con cierto sarcasmo la letanía original. De este modo la parte visible de la fotografía es imagen y texto.

Esta manera de trabajar la fotografía supone convertirla en pieza única. Con el paso del tiempo se irá mostrando la imagen que hay debajo. Este proceso de revelamiento por deterioro se presenta como la base de la pieza, transformándose a lo largo de los años.


está nublado
2019
Edición única.
Impresión digital sobre papel de algodón y rotulador verde sobre cristal.
67,8 x 132 cm.