lógica de sucesiones

Una línea de mi trabajo presenta piezas con el subrayador como elemento que no resalta un texto sino que lo construye. Este texto consiste en la repetición de una misma frase sobre una bobina de papel. Por una cara es de un color y está escrito al revés; por la otra, es de otro color y está escrito al derecho. En la pared, el papel se instala arrugado o enrollado con la intención de mostrar ambas partes.

¿Qué ocurre si esta ordenación de color y disposición estuviese escogida por una cuestión matemática? ¿Cómo sería el producto? En esta búsqueda, he trabajado con sucesiones divergentes, con la intención de organizar cambios de color de manera creciente por cada una de las caras de la pieza. El primer objetivo ha sido hallar un segmento de dos sucesiones distintas cuya suma de términos consecutivos por segmentos diesen el mismo resultado. Después de hacer diversas pruebas, hallo que la suma de los términos del 2 al 10 en la sucesión {an} = {n2 x 2} equivalen a la suma de los términos del 3 al 10 en la sucesión {bn} = {(n2 x 2) + 1}. De este modo, obtengo una misma medida, 768 cm., con dos maneras distintas de dividirla. Por una cara, alterno los colores naranja y rojo; por la otra, los colores amarillo y verde, escribiendo en todo momento una misma frase: “lógica de sucesiones”.

Con unos 17 cm. de ancho, obtengo una cinta de papel de 768 cm. de longitud.

En La fiesta no es para todos la pieza se muestra colgando como si fuese una gran serpentina por desplegar. Su apertura la modifico a lo largo de la exposición.

Mis agradecimientos a Judit Mendoza, por el asesoramiento y la compañía.


lógica de sucesiones
2017
Montaje en La fiesta no es para todos, Misterpink Contemporary Art Projects, 2019.
Subrayador naranja, rojo, amarillo y verde sobre papel kraft blanco. Papel de 17 x 768 cm.
Medidas de montaje variables.