Caligramas

Desde mi infancia recuerdo el interés por el dibujo y la narración. A lo largo de mi carrera el texto siempre ha acompañdo a la obra de una forma más o menos directa. El caligrama se presentó hace años como un espacio plástico donde mezclar ambas disciplinas. Ligado en un principio al papel y a la imagen figurativa, poco a poco se ha ido abstrayendo y expandiendo sobre otros soportes.