Arrópame una y otra vez

"arrópame una y otra vez" es la letanía con la que identifico el trabajo de Adassa Santana y la que conforma a esta pieza. Tras haber envuelto con plástico un sillón, le pido a la artista que se siente. Es entonces cuando comienzo a escribir con un rotulador blanco la frase escogida. La escribo al revés, sin espacios ni signos de puntuación. Desde arriba, siguiendo las agujas del reloj, paulatinamente cubro todo el envoltorio. Al finalizar, Adassa se levanta y en su lugar queda una huella como forma latente que visibiliza la ausencia del sujeto.