El límite soy yo

Tres cristales de 50 x 50 cm. Con rotulador, en el primero escribo "El límite soy yo", una y otra vez hasta crear un bloque de texto. En el segundo, "La barrera soy yo". Por último, "El muro está en mí". Una vez concluyo con mis letanías, me deshago del peso, rompo el cristal.