196 títulos

Sobre los cristales de la Biblioteca Municipal de La Laguna escribí todos aquellos viejos relatos escritos por mí, sin espacios ni signos de puntuación. Lo que hago es levantar una cortina que altera nuestra percepción del espacio y de lo literario. Fijarlo en papel platina es un guiño hacia la obra críptica de Leonardo Da Vinci que debía ser leída mediante el elemento reflectante del espejo (objeto también importante en mi obra). Al escribir al revés sobre el propio espejo, la propia solución al enigma que se plantea, me acerco al extremo, pues la resolución es, para más inri, otro enigma.